Slider

ETNIAS INDÍGENAS OFRENDAN ALIMENTOS SAGRADOS A LA MADRE TIERRA POR INICIO DEL TREN MAYA

Etnias indígenas del estado ofrendaron a la Madre Tierra alimentos y bebidas sagradas para dar inicio a los trabajos de construcción del Tren Maya, en los tramos Selva y Golfo.

Los representantes de grupos originarios se congregaron en las zonas arqueológicas de Edzná, del municipio de Campeche, y Becán, Calakmul, de manera simultánea al ritual que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, en Palenque, Chiapas y donde estuvo acompañado del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas.

 

En la Gran Acrópolis de Edzná, en presencia del coordinador estatal del proyecto Tren Maya, Gabriel Escalante Castillo y de la delegada de los programas federales para el desarrollo, Katia Meade Ferniza, integrantes de los pueblos maya, tseltal, tsotsil, ch’ol, zoque, tojolabal, mam, mochó, kaqchikel, jakalteco, chuj, q’anjobal y lacandón, pidieron permiso a la Madre Tierra para la construcción de la obra que promete llevar bienestar a las poblaciones.

 

En punto de las 10:00 de la mañana, un sacerdote maya en representación de los pueblos indígenas ofrendó el alimento sagrado “Tuut”, hecho de maíz y pepita molida, así como el “Zaaca”, bebida de maíz cocido y endulzado con miel, y caldo de pavo.

 

Antes, Escalante Castillo explicó que Campeche es el estado que tiene la mayor extensión del proyecto, con más de 500 kilómetros y el único con dos tramos, selva y golfo. “Con esta ceremonia ratificamos nuestra firme convicción de convertir al Tren Maya en un detonante de crecimiento y desarrollo del estado de Campeche y del sureste del país “, expuso.

 

Puntualizó que será en el Camino Real donde dará inicio este lunes la rehabilitación de 308 kilómetros de vías que cruzan por los municipios de Calkiní, Hecelchakán, Tenabo y Campeche, al mismo tiempo que resaltó que en las zonas de Calakmul, entre Escárcega y Xpujil, y Campeche y Seybaplaya, se construirán vías nuevas y será un trabajo que durará un año.

 

Agregó que también se rehabilitará el tramo de vía férrea que conecta a los estados de Tabasco y Chiapas con el municipio de Escárcega, donde se tiene previsto tener los talleres de mantenimiento y control del tren.

 

Detalló que esta rehabilitación consiste en adecuar las vías que tienen capacidad máxima de 60 kilómetros por hora a 160 kilómetros por hora, que es la velocidad que requiere el Tren Maya.

 

Por su parte, Meave Ferniza agradeció al gobernador Alejandro Moreno Cárdenas por respaldar al Gobierno de México en la construcción del desarrollo del país y de brindar mayor bienestar a la población.

 

Al término de la ceremonia, donde estuvo presente el coordinador federal del proyecto Tren Maya Javier García Romero, se presentó el ballet folclórico “Flor de Balché”, de la comunidad de Dzitbalché, con la danza denominada “La Alegría”.

Publicidad Efectiva

 

 

 

 

 

 

Publicidad y Servicios